MIGUEL Á. MORALES: Las falsas premisas del odio

Vivimos tiempos difíciles para la convivencia. Al menos en el plano discursivo vemos cómo los maleantes de la política recurren al pensamiento binario cuando la complejidad de los hechos requiere un análisis más sosegado y profundo. 

Nuestro sistema de valores se ve amenazado diariamente por falsas premisas que buscan la división de un país, el nuestro, construido desde la unidad y el consenso de los demócratas. 

Alfredo Pérez Rubalcaba, uno de los más grandes políticos que dio España, cuando luchaba para que ETA dejara de matar, repetía que “para los socialistas, antes que la nación, está la democracia”. 

Evidentemente, después de padecer durante cuatro décadas una dictadura infame y asesina, se supone que debimos aprender que ninguna idea política es lo suficientemente trascendente como para matar o morir y que, por el contrario, nunca nos fue mejor como país que cuando, en paz, avanzamos hacia un futuro mejor. 

Un futuro que cambió penurias por crecimiento, que cambió esclavitud por derechos, dádivas por servicios, recelos por convivencia, analfabetismo por universidad, precariedades por infraestructuras, miseria por prosperidad. Un futuro que no debe ganarse por el miedo al pasado, sino por propuestas basadas en la igualdad, la libertad y la justicia social, en el Estado de derecho, en la Democracia real. 

A pesar de ello, debemos reconocer que los herederos de aquella dictadura torpedean cada día nuestro sistema de libertades y es allí donde las fuerzas democráticas deberían trazar una línea roja que les imposibilite pasar al campo de las decisiones. 

¿O es que queremos volver a los tiempos en los que las mujeres pedían permiso a sus maridos para abrir una cuenta bancaria? ¿Es esa España la que algunos desquiciados quieren para nuestras hijas e hijos? ¿Queremos un país en el que se pueda despedir a un trabajador enfermo? ¿O una sanidad pública pauperizada en favor de la privada para pocos? 

En definitiva, no se trata de que gobierne una oferta política u otra. Se trata de que, quien llegue al gobierno defienda la democracia por encima de cualquier otro postulado. Se trata de defender con uñas y dientes nuestra libertad por encima de todas las banderas, porque sin libertad no hay país, no hay futuro, no hay nada.  

Acerca de Dpto. de Redacción Noticias de Cáceres 2553 Articles
Dpto. de Redacción de Noticias de Cáceres.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.